Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

La primer hora de vida es trascendental para la vida de un bebé, y lo que suceda en ese periodo tendrá efectos en el vínculo con su madre, en la salud y el desarrollo tanto fisiológico y psicológico.

La hora de oro del recién nacido”, “la hora sagrada” o primera hora de vida, es el primer paso, gentil y amoroso, que realiza un bebé recién nacido para garantizar su supervivencia.

 

Es el tiempo durante el cual los bebés llevan a cabo un proceso de adaptación innata, que dura aproximadamente 1 hora, para el cual están genéticamente preparados y en donde sucede una interacción única e irrepetible: el contacto precoz, inmediato, natural e ininterrumpido piel con piel del recién nacido y su madre. Éste dejará una huella imborrable en la vida y que recién nacido.

 

En esta hora de contacto íntimo, sucede un proceso que permite que el bebé se dirija hacia el seno materno, estimulando sus reflejos primitivos y logrando su primera toma de leche materna.

En el momento del nacimiento, el bebé comienza a respirar por si mismo y siente la separación de su madre. Esta es una situación completamente nueva para él y le genera estrés, activando al sistema nervioso simpático, que es el encargado de la supervivencia y el que actúa en momentos de peligro.

 

 

Al sentir a su madre de nuevo en este contacto piel a piel, sucede una de las mayores ventajas de “la hora de oro”, el bebé no solo se tranquiliza, sino que inicia, tanto en el recién nacido como en su mamá, la producción óptima de oxitocina en la sangre, la famosa “hormona del amor”.  Una hormona fundamental para ambos en el momento del parto y del post parto.

 

La oxitocina permitirá una mejor adaptación del bebé a su nuevo ambiente, disminuyendo el riesgo de dificultad respiratoria y por lo tanto, la necesidad de incubadoras y oxígeno en las primeras horas de vida.

La naturaleza que es sabia, al liberar la oxitocina en la madre, induce un deseable efecto anti-estrés: baja tensión arterial y ritmo cardiaco, produciendo bienestar y relajación, además de una óptima termorregulación.

 

Cuando la temperatura de mamá se autorregula permite que al estar en contacto piel a piel con su bebé, éste se mantenga calientito, sin riesgo de hipotermia. En caso de que sea necesario separar al bebé de su madre por algún procedimiento de urgencia, se deben utilizar cunas de calor radiante. 

 

Pero de lograrse la “hora de oro” solo el cuerpo de su mamá es suficiente para tenerlo en óptimas condiciones.

La oxitocina también fomenta una mejor adaptación emocional: menos llanto, mejor sueño, mejor vínculo mamá-bebé. Al disminuir las hormonas de estrés, se controlarán mejor los niveles de azúcar en la sangre del recién nacido, ayudándolo en su adaptación metabólica.

 

 

Agudiza y perfecciona en la mamá su nivel de percepción, el cual le sirve para detectar las reacciones y emociones de su hijo, logrando mayor confianza y seguridad para ofrecer los cuidados básicos que el bebé necesita.

 

 

Pero sobre todo, “la hora de oro” facilita la lactancia. Al incrementar la producción de leche desde el primer momento, permite que se establezca el amamantamiento por un período prolongado. 

 

Por si fuera poco, produce una gran satisfacción materna, con la expresión de sentimientos positivos de reciprocidad y en consecuencia, disminuye el riesgo de depresión post parto.

¿Cómo sucede la hora de oro?

Si las condiciones de la madre y el bebé lo permiten, el contacto piel a piel debería empezar inmediatamente después del nacimiento, ya sea por parto natural o cesárea, después del pinzamiento del cordón (mínimo 30 segundos después del nacimiento o idealmente, hasta que el cordón umbilical deje de latir), y continuar hasta la primer toma de leche materna.

 

La duración ideal del contacto piel a piel es entre 45 minutos y hasta 1 hora (razón por la cual la llamamos “la hora de oro”) que es el tiempo en el que sucede el proceso completo que incluye nueve pasos.

 

Estos 9 pasos nos muestran las conductas innatas de todo recién nacido:

 

  1. Llanto. Se produce cuando los pulmones del recién nacido se expanden por primera vez al nacer, y cesa de inmediato al sentir el contacto con su madre.
  2.  Relajación. El bebé entonces permanecerá tranquilo por 2 a 3 minutos.
  3. Despertar. Sucediendo poco a poco cuando abre los ojos, parpadea, y tiene movimientos de boca, manos y hombros.
  4. Después pasa a un periodo de actividad donde los movimientos son más amplios, estirando la cabeza y moviéndola de un lado al otro. Los bebés pueden levantar el torso, sacar la lengua y mirar a la madre.
  5. Es frecuente que haya momentos de descanso entre cada uno de los pasos.
  6. Arrastre o deslizamiento. Generalmente, después de un periodo de descanso, y más o menos al minuto 20 de vida, el bebé se impulsa con los pies hacia el pecho de su madre.
  7. Ahí inicia una fase que se llama familiarización, la cual puede durar hasta 20 minutos, en el que lame, toca y masajea los pechos de su madre hasta lograr la succión.
  8. La succión se logra alrededor del minuto 45 de vida. En ese momento, el recién nacido abre la boca, baja la lengua y agarra el pezón en un cierre completo para iniciar la lactancia. Este  último paso no se debe apresurar. Cada fase es importante para lograr una buena succión. Es posterior a esta fase de succión y a su primera alimentación que podemos dar por concluida la “hora de oro”.
  9. Sueño. Después de esta experiencia tan hermosa que es nacer, es esperado que tanto mamá como bebé deseen coronarse con un bien merecido descanso, que por lo general, dura hasta 2 horas.

La “hora de oro” en el nacimiento, es un proceso natural y maravilloso que al ser respetado permite que el recién nacido tenga una adaptación fisiológica, y su madre, un posparto más natural, agradable y feliz.

 

Es cierto que en condiciones de enfermedad materna o del bebé es necesario romper el proceso en busca de la estabilidad de ambos. Pero esto sucede en menos del 10% de todos los nacimientos.

 

La “hora de oro” es un derecho al nacimiento, y nuestro objetivo como pediatras-neonatólogos debe ser propiciar un medio seguro, íntimo y de acompañamiento durante estos primeros minutos.

 

Desafortunadamente, no todos la conocen o saben cómo fomentarla. Por eso es tan importante que el equipo que acompañe a la madre y al bebé (ginecólogo, neonatólogo, anestesiólogo, doula, enfermera, etc) cuenten con el conocimiento, la experiencia y el compromiso para lograrlo.

BENEFICIOS DE LA HORA DE ORO PARA MAMÁ

  •  Alumbramiento fisiológico (salida normal de la placenta).
  •  Reducción de hemorragia posparto.
  •  Disminuye frecuencia cardiaca y tensión arterial.
  •  Disminuye hormonas de estrés/ansiedad.
  •  Mayor interacción social-vínculo con su bebé.
  •  Mayor aprendizaje sobre los patrones de comportamiento de su bebé.
  •  Lactancia materna exitosa.

 

BENEFICIOS DE LA HORA DE ORO PARA BEBÉ

  •  Prevención de hipotermia (enfriamiento).
  •  Adaptación emocional.
  •  Adaptación de la respiración.
  •  Adaptación metabólica: prevención de baja de azúcar (glucosa), entre otros.
  •  Disminuye riesgos de infección.
  •  Estimula el desarrollo neurológico.
  • Ayuda a una lactancia materna exitosa.

¿Te gustó este artículo?
Compártelo con otras mamás y futuras mamás

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

CUÉNTANOS ¿QUÉ OPINAS?

La Doctora Natalia Téllez es Pediatra egresada del Hospital Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Neonatóloga del Instituto Nacional de Perinatología con diplomado en Estimulación del Neurodesarrollo y un posgrado en Nutrición Pediátrica en los Primeros Mil Días. 

Promotora del parto respetado, contacto piel a piel, Hora de Oro, lactancia materna y crianza respetuosa. Fundadora de Golden Hour México y miembro activo de Centro ATIN.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

BUSCA EN MOMADVISOR

Categorías populares.

¿Tienes un servicio o negocio enfocado en mamás, bebés y/o niños?

¿Necesitas ayuda? 

 [email protected]

ÚNETE A MOMADVISOR

Regístrate aquí