Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Una de las razones principales por las que los papás llevan a sus hijos al pediatra o al endocrinólogo pediatra, es su preocupación por el crecimiento de su hijo, si su estatura es normal, o si tiene talla baja. 

 

La estatura es un parámetro que se utiliza para determinar el estado de salud y bienestar de un niño, y el retraso del crecimiento puede ser una de las primeras manifestaciones de algunos padecimientos y patologías congénitas o adquiridas, por ello es tan importante que monitorees el crecimiento de tus hijos.

 

¿POR QUÉ LOS NIÑOS TIENEN DIFERENTES ESTATURAS?

Si bien la estatura de una persona se determina en el momento de la concepción, hay muchos factores que influyen el desarrollo y crecimiento de los niños, como son:    

  • Factores genéticos (sexo, edad, talla de los padres, que determina su potencial genético).
  • Factores hormonales (hormona de crecimiento, hormonas de tiroides, hormonas sexuales).
  • Factores alimenticios. 
  • Factores ambientales.
  • Factores psicosociales.

El crecimiento es un proceso biológico que se extiende desde la concepción hasta la adolescencia, cuando termina de madurar su esqueleto y sus órganos sexuales, y si bien es un proceso continuo no es lineal. 

 

Los niños no crecen a la misma velocidad todo el tiempo

 

El ritmo del crecimiento de los niños es diferente en cada etapa de la infancia; los bebés crecen más rápido los dos primeros años, 25 centímetros el primer año y el segundo 12 cms, posteriormente la velocidad de crecimiento disminuye entre 5 – 8 cms por año. 

 

En la pubertad se acelera nuevamente y los adolescentes crecen entre 10 -12 centímetros al año.

 

La “normalidad” de la estatura o la talla, no puede establecerse solo en relación con la edad y/o el sexo del niño, sino que al ser un rasgo influenciado por varios factores, tu pediatra debe analizar todos, incluyendo su contexto familiar. 

¿CUÁNDO SE CONSIDERA TALLA BAJA?

La talla baja es cuando la estatura de un niño está por debajo del percentil 3 de las tablas de crecimiento, o menor a 2 desviaciones estándar para su edad y sexo en la curva de talla de las tablas percentiles. 

 

La definición más exacta de la talla baja es cuando el paciente está por debajo de 4 centímetros abajo de su talla blanco familiar, es decir el potencial genético que tiene un niño de acuerdo a la talla de mamá y papá.

 

Aunado a esto, el pediatra debe medir la velocidad del crecimiento, la cual debe ser monitoreada constantemente. En los lactantes en períodos menores a 3 meses, y 6 meses en niños más grandes durante los primeros 2 años de vida. Esto permitirá detectar problemas en una etapa temprana, para poder actuar rápidamente. Una velocidad de crecimiento normal, es un buen indicador de la salud de un niño.

¿QUÉ PUEDE PROVOCAR QUE UN NIÑO TENGA TALLA BAJA?

Existen algunos factores que pueden determinar una velocidad de crecimiento mas lento y por ende talla baja que debemos de tener en cuenta y estar alertas:

  • Prematurez. 
  • Peso bajo al nacer.
  • Retardo en el crecimiento intrauterino.
  • Enfermedades en descontrol como reflujo gastroesofágico, acidosis tubular renal, asma, padecimientos cardiacos, entre otras.
  • Enfermedades endocrinológicas como hipotiroidismo, deficiencia de hormona de crecimiento.

 

Existen otros factores que determinan e influyen en el crecimiento y secreción de la hormona de crecimiento como: 

  • No dormir adecuadamente.
  • La falta de ejercicio. 
  • Tener una alimentación deficiente (falta de frutas, verduras y proteínas), comer abundantes azucares, y no contar con horarios prestablecidos para favorecer la hormona del crecimiento.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA QUE NUESTROS HIJOS ALCANCEN SU TALLA IDEAL?

Hay 4 hábitos muy importantes que todo niño debe hacer para potenciar y alcanzar su talla genética final: 

 

  • Dormir temprano (antes de las 8pm). La hormona de crecimiento se libera una o dos horas después del inicio del sueño, y su producción depende de que los niños tengan un sueño adecuado, es decir que duerman por lo menos 10 horas en etapa preescolar y escolar.
  • Hacer ejercicio una hora al día o mínimo 5 días por semana. El ejercicio favorece la secreción adecuada de la hormona del crecimiento.  
  • Tener una alimentación adecuada, balanceada en donde se incluya frutas verduras, proteínas en cada tiempo de comida. Es importante además, contar con horarios prestablecidos para favorecer la hormona del crecimiento.
  • NO comer azucares procesados. 

¿CUÁLES SON LAS SEÑALES DE ALERTA?

Es muy importante que acudas a tu pediatra a sus revisiones periódicas para monitorear el crecimiento de tu hijo. 

 

Si tu ves que tu hijo es el mas chiquito del salón, si ves que en un año no ha crecido adecuadamente, no les has cambiado el numero de zapatos y ropa desde hace un año, si en comparación de sus hermanos y/o amigos de la edad se empieza a despegar la diferencia de la talla, es ideal llevarlo a revisar por un endocrinólogo pediatra, para revisarlo y corroborar si tienen o no talla baja.  

 

Es necesario hacer una valoración realizar una historia clínica completa con todos sus antecedentes y buscar algún factor de riesgo, hacer todas las mediciones requeridas, calcular la talla blanco familiar, y corroborar si hay talla baja o no, para solicitar estudios necesarios. 

 

Y si requiere iniciar un tratamiento rápido y oportuno de acuerdo a la causa de su talla baja. 

 

El tratamiento debe estar enfocado a la causa de la talla baja, puede incluir la hormona de crecimiento que se requerirá en algunos padecimientos, es un tratamiento seguro y con indicaciones específicas de tu pediatra, para así ayudar a recuperar su talla.

¿Crees que este artículo pueda ayudarle a una mamá o papá?
Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

CUÉNTANOS ¿QUÉ OPINAS?

La Dra. Gabriela Rivera es endocrinóloga pediatra del Hospital Infantil de México Federico Gómez, miembro de CENTRO ATIN, un grupo médico mexicano enfocado en la persona como un todo: mente-cuerpo y emociones. Procuramos el respeto a los procesos normales de la salud y de la enfermedad y el uso racional de los medicamentos y antibióticos.

 

Da click aquí para conocer más de la Dra. Gabriela Rivera y contactarla.

 

BUSCA EN MOMADVISOR

Categorías populares.

¿Tienes un servicio o negocio enfocado en mamás, bebés y/o niños?

¿Necesitas ayuda? 

 [email protected]

ÚNETE A MOMADVISOR

Regístrate aquí