Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Fomentar el debate en los niños desde pequeños tiene grandes beneficios para nuestras hijas e hijos, tanto académicamente como a nivel personal, pues la capacidad de debatir les ayuda a desarrollar un pensamiento crítico, habilidades de comunicación, de colaboración, creatividad, a ser más seguros, más analíticos y estar mejor informados.

 

Los líderes del mañana necesitan aprender a expresar y defender sus ideas, adaptarse a nuevas situaciones, persuadir y conectar con las personas que los escuchan, y eso es justamente lo que logra el debate. Así que vale la pena considerarlo como una herramienta importante en su desarrollo académico. 

 

 

Nuestras hijas e hijos tienen la habilidad de discutir incansablemente, de manera natural, especialmente si es con (o contra) nosotros, pero el debate va más allá de esto.

¿QUÉ ES UN DEBATE PARA NIÑOS?

Un debate es una discusión en donde dos o más personas exponen su punto de vista defendiendo una postura, en donde un moderador mantiene el orden de la discusión o conversación.

 

 

Pero no solo se trata de que los niños discutan, se trata de desarrollar argumentos fundamentados y organizados que defiendan su opinión.

¿QUÉ SE NECESITA PARA HACER UN DEBATE?

1. INVESTIGACIÓN

Cualquier tema de debate, exige que se investigue a fondo, no sólo para fundamentar con evidencia y argumentos sólidos la postura que defendemos, sino para verdaderamente entender la postura del oponente.

 

El debate desarrolla la capacidad en los niños de ver ambos lados del problema anticipando y sopesando los argumentos que pueda esgrimir la otra parte, encontrando sus puntos débiles, anticipando y previendo las respuestas del oponente. 

 

Al investigar pueden lograr explicar porque sus ideas tienen mayores beneficios, son más justas, más relevantes o más trascendentes…….. y no nada más porque son suyas. 

2. CONTROL SOBRE LAS EMOCIONES

También es necesario aprender a ejercer cierto nivel de control sobre las reacciones y las emociones. 

“El que se enoja pierde”, y para ganar un debate es necesario, además de decir cosas inteligentes,  decirlas de manera respetuosa y políticamente correcta.

Es válido defender las posturas apasionadamente, pero nada justifica la agresión.

Poder diferenciar estas dos cosas, y controlar las emociones para nunca pasar esa rayita, es una habilidad que permite negociar en lugar de pelear. 

Por eso debatir nos enseña a perder y a ganar, a frustrarnos sin perder la cabeza, a negociar, definir prioridades y a buscar como sí.

3. CAPACIDAD DE NEGOCIACIÓN

De hecho, la capacidad de negociación empieza mucho antes de entrar en la sala de debate. 

 

 

Los primeros pasos de la argumentación empiezan con nuestro propio equipo al tratar de definir estrategias y argumentos con los que no siempre estamos de acuerdo. 

 

Escuchar activamente otros puntos de vista, negociar, adaptarse, cooperar son habilidades que se requieren para ganar un debate. 

 

 

A los debatientes nos gusta ganar, y a veces tener que aprender a definir qué batallas perder para lograr un objetivo más grande, es el mayor reto al que nos enfrentamos. 

TEMAS DE DEBATE PARA NIÑOS

Los temas que se discuten en los debates para niños, van desde arte y filosofía; geopolítica, equidad y economía, hasta personajes del cine, deportes y el propósito de las tareas.

 

Ninguno debe ser trivial, ninguno es más fácil que el otro, y ninguno puede ser debatido ligeramente si se quiere ganar.

 

El conocimiento viene de las materias académicas, y de una habilidad asombrosa para investigar y evaluar fuentes confiables.

 

El conocimiento se acumula y después se usa para el examen de historia o para ganar un torneo nacional o internacional.

Construir un acervo importante de conocimiento y desarrollar habilidades no sucede en un día. 

 

Es necesario aprender a ser perseverantes y resilientes, a comprometerse con un objetivo y toma algunos años. 

 

El resultado son adolescentes y adultos jóvenes que entienden y respetan perspectivas diferentes a las suyas, que saben escuchar, personas dispuestas a negociar y a argumentar de manera inteligente y respetuosa, personas informadas y críticas, mejores estudiantes y oradores seguros y convincentes. 

 

También son personas que aceptan los retos y canalizan la energía en conseguir los mejores resultados; son mejores ciudadanos, mejores estudiantes y mejores compañeros…… y además se divierten mucho en el proceso, construyendo habilidades, y amistades, que tendrán un impacto de por vida.

¿Crees que este artículo pueda ayudarle a alguien más?
Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

CUÉNTANOS ¿QUÉ OPINAS?

The Edron Academy, es un colegio de formación británica en la Ciudad de México, que cuenta con un entorno de aprendizaje mixto, bilingüe, bicultural e incluyente en todos los grados y un modelo educativo constructivista.

Su objetivo es formar a sus alumnos para que sean pensadores independientes: creativos y analíticos en su abordaje de problemas y auto motivados y responsables en sus hábitos de estudio. En el Edron, se anima a los niños a cuestionar y evaluar, a desarrollar las habilidades del aprendizaje independiente a través de la investigación y la capacidad de trabajar en colaboración en grupos.

BUSCA EN MOMADVISOR

Categorías populares.

¿Tienes un servicio o negocio enfocado en mamás, bebés y/o niños?

¿Necesitas ayuda? 

 [email protected]

ÚNETE A MOMADVISOR

Regístrate aquí




Posted on Categories Educación, Escuela

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *