Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Cuando tu hijo o hija ronca de manera intermitente o constante puede ser un signo de un problema de salud. A menos que un niño esté resfriado, congestionado o tenga alguna enfermedad respiratoria transitoria, no debería roncar.

 

Los ronquidos en los niños cobran mayor relevancia si se acompaña de apneas (pausas en la respiración, que puede durar segundos) mientras duerme. Si esto sucede podemos sospechar de que se trata de Síndrome de Apnea/Hipopnea Obstructiva del Sueño (SAHOS).

  

Si bien no es una emergencia, si es importante que acudas a tu pediatra, pues puede tener consecuencias en el sistema cardiovascular, metabólico y en funciones neurocognitivas.

¿POR QUÉ RONCAN LOS NIÑOS?

La causa por la cual un niño ronca es por una obstrucción o aumento en la resistencia de las vías respiratorias superiores, es decir la nariz, la cavidad nasal, la boca, la garganta (faringe) y la laringe.

 

Esta obstrucción se debe principalmente a factores como:

  • Tener las amígdalas y adenoides grandes, que son tejidos linfáticos que pueden crecer por infecciones virales recurrentes, inflamaciones, entre otros, y al crecer obstruyen el paso de aire por la nariz,
  • Desviación del tabique nasal,
  • Cornetes grandes,
  • Problemas inflamatorios como rinitis alérgica, infecciones de repetición, entre otros.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE DETECTAR LAS CAUSAS DE LOS RONQUIDOS EN TU HIJO/A?

El ronquido por si solo o acompañado de apneas, puede alterar y fragmentar el sueño de los niños, y con esto provocar consecuencias negativas. 

 

 

Algunas de estas consecuencias pueden ser: 

  • Bajo rendimiento escolar.
  • Disminuir la capacidad de aprendizaje. 
  • Irritabilidad. 
  • Alteraciones de comportamiento.
  • Hiperactividad.
  • Dolores de cabeza.
  • Somnolencia diurna. 
  • Alteraciones cardiacas y/o pulmonares. 
  • Alteraciones en el crecimiento y desarrollo.
Al detectar oportunamente la causa de los ronquidos, puedes evitar problemas

¿QUÉ DEBO HACER SI MI HIJO/A RONCA?

Lo primero que debes hacer es observar las características del ronquido, si este se acompaña de apneas, si se despierta durante la noche, y consultar a un Otorrinolaringólogo Pediatra.

 

El realizará la exploración y evaluación completa de la vía respiratoria superior y podrá identificar el origen del ronquido para poder establecer un tratamiento para despejar la vía aérea superior.

 

Dependiendo de las características de cada niño, el tratamiento puede ser con manejo médico farmacológico o quirúrgico solo en caso que fuera necesario.

 

Primero observar las características del ronquido, si este se acompaña de apneas, si se despierta durante la noche, y luego consultar al especialista ya sea al pediatra y que este pueda referirlo a un Otorrinolaringólogo u Otorrinolaringólogo Pediatra o acudir directamente al subespecialista.

El realizará la exploración y evaluación completa de la vía respiratoria superior y podrá identificar el origen del ronquido y poder establecer un tratamiento, que dependiendo de las características este puede ser con manejo médico o quirúrgico si es necesario.

¿QUÉ HACE UN OTORRINOLARINGÓLOGO PEDIATRA?

Los  otorrinolaringólogos pediatras tratan padecimientos que afectan los oídos, la nariz o la garganta, así como afecciones de cabeza y cuello en los niños desde el nacimiento hasta los años de la adolescencia.

 

A diferencia de un otorrinolaringólogo de adultos, utilizan equipos especialmente diseñados para niños.

 

El Otorrinolaringólogo Pediatra, es un subespecialista que tiene la formación de 4 años de especialidad en Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, viendo niños y adultos, pero cuenta con otros 2 años más de formación académica realizado en un Hospital Pediátrico, viendo y manejando exclusivamente padecimientos otorrinolaringológicos de niños.

¿Crees que este artículo pueda ayudarle a una mamá o papá?
Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

CUÉNTANOS ¿QUÉ OPINAS?

La Dra Cristina Cortés es egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, otorrinolaringóloga egresada del Hospital Regional Adolfo López Mateos, ISSSTE, y ptorrinolaringolgía pediátrica, por el Hospital Infantil de México Federico Gómez. Cuenta con una alta especialidad en Medicina Integral del Sueño, Clínica de trastornos del Sueño de la UNAM, sede Hospital General de México, y es miembro de la familia ATIN, un grupo de especialistas médicos, comprometidos con la salud integral de sus pacientes.

  

Da click aquí para conocer más de la Dra. Cristina Cortés y contactarla.

 

BUSCA EN MOMADVISOR

Categorías populares.

¿Tienes un servicio o negocio enfocado en mamás, bebés y/o niños?

¿Necesitas ayuda? 

 [email protected]

ÚNETE A MOMADVISOR

Regístrate aquí