Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Hacer escuela en casa de la noche a la mañana, ha sido un reto enorme para padres y niños, más aun porque el regreso a clases presenciales en este 2020 sigue lleno de incertidumbre. 

 

Lograr que los niños – de cualquier edad – disfruten del aprendizaje en línea y acepten hacer sus tareas, puede ser una lucha interminable, pero este no es el único reto al que nos enfrentamos al hacer escuela en casa

 

Al agregar diversos factores como combinar los horarios de clase con los horarios de trabajo de los padres, realizar las tareas del hogar, adaptarnos a nuevas rutinas, tener acceso a internet, contar con las computadoras y equipos listos para cada integrante de la familia, conocer nuevas plataformas virtuales para aprender, adaptar el espacio de nuestros hogares a una nueva realidad y/o mantener la relación continua de nuestros hijos con sus pares y maestros,  la escuela en casa se convierte en todo un desafío

 

Durante estos momentos inciertos y horarios tan ocupados, es primordial contar con estrategias que promuevan un aprendizaje en casa divertido, seguro y constructivo para los estudiantes, además de generar el desarrollo de otras habilidades, como por ejemplo la autonomía, la auto-regulación y la organización, entre otras.

 

A continuación encontrarás 10 consejos para organizar de manera más fácil la escuela en casa.

1. CREA UN ESPACIO DE TRABAJO DIVERTIDO

Ayudemos a nuestros hijos a elegir su lugar de trabajo y apoyemos para que lo decoren y ordenen de manera que tengan los elementos que los motiven y les gusten, sin ser distractores.

 

 

Debemos asegurarnos de que tengan a la mano sus útiles escolares y todo lo que necesiten cerca.  

 

 

Tener un espacio tranquilo, cómodo bien iluminado organizado y armonioso permitirá que el proceso de aprendizaje sea más positivo.

2. ESTABLECE UNA RUTINA Y HORARIOS

La falta de rutina puede ser estresante para los niños. Establecer un horario regular en el que se especifique el tiempo de la escuela y el de descanso o actividades que les agraden, también fomentará una actitud positiva hacia las tareas. 

 

Tratemos de construir la rutina con la mayor estructura y consistencia posible, estableciendo horarios de alimentación, sueño, trabajo escolar y otras actividades.

 

Lo anterior dará oportunidad a padres e hijos de realizarlas, respetando el espacio y el tiempo de cada uno.

 

Si los horarios se mantienen de forma visible y atractiva con imágenes, todos los integrantes de la familia podrá entender y recordar su importancia. 

 

 

Un calendario, agenda u organizador, ya sea en papel o de forma electrónica, puede ser una herramienta adicional de gran ayuda. A los niños les permite ver el alcance completo de lo que tienen que lograr y qué pasos deben dar. 

 

3. OBSERVA A TU HIJO

Cada niño es único y es importante averiguar qué funciona mejor para tu hijo con base en su individualidad. 

 

Determinemos los momentos en los que nuestros hijos están más comprometidos y qué les ayuda a mantener la concentración.

 

 

Observemos hasta qué punto nos necesitan para determinar el tiempo y la manera en que debemos apoyarlos.

 

 

Seamos acompañantes en el proceso, mientras observamos su nivel de independencia, para guiarlos y hacerles saber que son capaces y que, como padres, estaremos cerca cuando nos necesiten.

 

4. DEFINE OBJETIVOS PERSONALES Y EN CONJUNTO COMO FAMILIA

Definamos objetivos personales y en conjunto para todos. Saber que cada integrante de la familia es parte de una meta generará una interacción armoniosa y podremos enriquecernos unos con otros para mantener la motivación constante.

 

 

Cada propósito debe ir acorde a la edad y desarrollo de los integrantes. Ej. Haré la tarea sin ayuda, preguntaré mi duda al profesor, armaremos un rompecabezas juntos o veremos una película juntos el fin de semana.

5. RECONOCE SU ESFUERZO

Es muy importante dar a nuestros niños reconocimiento y refuerzo positivo no solo por los avances académicos, sino también los alcanzados en su independencia, responsabilidad y empeño, ya sea a nivel familiar, de interacción o aspectos socioemocionales. Recordemos que cada paso es un éxito para su desarrollo y autonomía y en cada actividad podrán alcanzar objetivos importantes, por ejemplo, mantener atención constante, terminar la tarea, colaborar con otros en casa o respetar los horarios de trabajo.

6. HAZ PAUSAS EN LA ACTIVIDAD CUANDO LO NECESITEN

Demos un descanso a nuestros hijos cuando se muestren frustrados, ansiosos o muy distraídos. Es mejor ser flexibles, hacer una pausa en la actividad o reducir el ritmo de trabajo, para que tengan tiempo de pensar y procesar un tema desafiante, hasta que se sientan más tranquilos y seguros.

 

 

Fomentemos las pausas activas para recargar energía y funcionar óptimamente. Estirar el cuerpo, hacer caras chistosas, bailar o dar abrazos pueden ser un excelente recurso que en poco tiempo permite liberar la mente, incrementar la motivación y relajarse.

 

 

Nuestros hijos deben saber que siempre cuentan con el apoyo de sus profesores, familia e incluso compañeros; cuando se presente un conflicto o dificultad ayudemos a determinar con quién pueden dirigirse y si es el instante preciso para hacerlo. 

 

7. LAS HORAS DE JUEGO Y DIVERSIÓN SON MUY IMPORTANTES PARA SU BIENESTAR

Así como asignamos horas para el trabajo, es importante asignar tiempo suficiente para el descanso, necesidades básicas y diversión. Hay muchas ideas de actividades que podemos hacer o disfrutar juntos y de manera independiente.    Recordemos que estos espacios son fundamentales para su bienestar, desarrollo y crecimiento.

8. FOMENTEMOS LA INTERACCIÓN SOCIAL CON SUS PARES

La escuela es mucho más que un lugar para aprender. Es el lugar en donde los niños pueden interactuar con sus pares, y desarrollar una de las habilidades más importantes para el ser humano, la socialización.

 

Aunque la interacción entre los niños depende en gran parte de las oportunidades que puedan generarse en clases, hay formas en que los padres podemos ayudar.

 

 

La implementación de interacciones sociales en la rutina ayudará al niño a mantenerse conectado. Un ejemplo es organizar reuniones virtuales o videollamadas con un amigo o un grupo de compañeros. 

 

También se puede organizar el trabajo en grupo con sus compañeros o amigos, en el que puedan aprender, divertirse y convivir.

 

 

Permitir que los niños interactúen en línea con sus amigos puede mitigar los efectos de distanciamiento social. 

9. ORGANIZACIÓN DEL MATERIAL DE TRABAJO

Promovamos el uso de carpetas, cuadernos o archivos asignados para cada materia o profesor. 

 

 

La organización del material de trabajo será crucial para llevar el seguimiento de las clases y comprender los contenidos, así como para estar pendientes de las tareas o actividades a realizar o mantener la continuidad en el aprendizaje.

 

 

Las clases en línea deben plasmarse en recursos concretos, sobre todo para los más pequeños, usar fotos o impresiones de las actividades con dibujos o imágenes, les ayudará a recordar y registrar su proceso de aprendizaje.

10. MANTENTE POSITIVO

 

No desesperemos, nuestra actitud tienen un gran impacto en la manera en que nuestros hijos ven el mundo. Hagamos una pausa cuando se requiera y seamos conscientes de nuestra actitud hacia esta nueva tarea que nos tocó como padres. 

 

Recordemos que no es el espacio, ni el tiempo o la gente, sino la perspectiva positiva que mostremos y experimentemos, lo que nos proporcionará los mejores resultados y nos llevará a un mejor conocimiento individual y en familia. 

¿Te gustó este artículo?
Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

CUÉNTANOS ¿QUÉ OPINAS?

Licenciada en Comunicación Humana, tiene una Maestría en Pedagogía y Psicopedagogía clínica, así como en Coaching y en Inteligencia emocional infantil y juvenil.

Mamá de una adolescente de 15 años y terapeuta de lenguaje y aprendizaje desde hace casi 20 años. Ha trabajado en clínica, consultorio y colegios, además de la práctica independiente en la Ciudad de México y Monterrey, N. L.

Actualmente labora en The Edron Academy (El Colegio Británico) como terapeuta de aprendizaje en los niveles de secundaria y preparatoria, y apoya tanto a alumnos como profesores y padres de familia en el conocimiento, aplicación y desarrollo de habilidades verbales y de organización, técnicas de estudio, funciones ejecutivas y procesamiento de información principalmente, así como la motivación y actitud positiva hacia el aprendizaje.

BUSCA EN MOMADVISOR

Categorías populares.

¿Tienes un servicio o negocio enfocado en mamás, bebés y/o niños?

¿Necesitas ayuda? 

 [email protected]

ÚNETE A MOMADVISOR

Regístrate aquí