Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Gatear es muy importante y para muchos padres puede ser una fuente de estrés saber si su bebé va a gatear, cuándo va a empezar y qué pasa si su bebé no quiere gatear.

Los bebés no nacen con un manual integrado. Y aunque tengamos más de un bebé, siempre seremos padres primerizos, pues cada pequeño es único y diferente a todos los demás. 


Con este artículo espero resolver algunas de las dudas que surgen frecuentemente en consulta entorno al gateo.

¿A LOS CUÁNTOS MESES GATEA UN BEBÉ?

La edad promedio en la que un bebé gatea es a los 9 meses de edad, pero pueden iniciar en un rango entre los 8 meses a los 10 meses y medio.

 

Antes de eso, podemos observar intentos de desplazamiento, reptando y arrastrándose, que aparecen normalmente desde los 7 meses y medio del bebé. 

 

El movilizarse arrastrándose se caracteriza por mantener el abdomen pegado al suelo. Esto antecede al patrón de gateo, que es más avanzado y se caracteriza por sostener el peso sobre manos y rodillas.

Hay que tener en cuenta que gatear es un proceso y que cada bebé tiene sus tiempos.

 

 

No podemos esperar que un pequeño que nunca antes se había desplazado, empiece inmediatamente con un gateo perfecto.

 

 

El gateo es una secuencia de actividades. Hay varias etapas intermedias del estar boca abajo hasta sostenerse sobre sus manos y rodillas para moverse de un lado a otro.

 

 

Es importante estar atentos y buscar apoyo de un especialista en neurodesarrollo infantil, si se acerca su primer cumpleaños y aún no ha gateado. 

 

 

Lo cual me lleva a la siguiente, y muy frecuente, pregunta:

 

 

¿Gatear es muy importante?

 

Sigue leyendo para conocer la razón de su importancia (spoiler alert: sí, es muy importante).

Foto Kevin Gent

IMPORTANCIA DEL GATEO

El gateo favorece muchas habilidades, no solo motoras, sino perceptuales y cognitivas. 


Todo esto ocurre en un momento donde hay una enorme plasticidad neuronal, que bien vale la pena aprovechar al máximo. 


La plasticidad neuronal es el mecanismo que tienen las células del cerebro para hacer conexiones, y que los bebés tienen potenciada en los primeros meses de vida.


Gatear le ayuda a tu bebé a desarrollar habilidades visuales y espaciales. Cuando tu bebé gatea sucede algo que se llama percepción visoespacial, que es cómo nuestra mente entiende el espacio tridimensional en donde el cuerpo se puede mover.  


Al estar en constante movimiento desde una perspectiva donde tiene cerca el suelo y puede tocar diversos objetos, envía mayor información al cerebro. Esto resulta en una mejor estructuración de las vías que usan las neuronas para conectarse. 


Gatear le permite a tu bebé coordinar el movimiento de los ojos con la cabeza, manos, tronco y piernas, tanto de izquierda como de derecha, lo cual será de gran utilidad para más adelante escribir, leer, manejar, bailar, orientarse en un mapa e incluso, montar en bicicleta y caminar sin caerse tanto.


Gatear también le permite a tu bebé ganar autonomía y mayor confianza en si mismo, construir sus habilidades y reconocer su cuerpo


Le da la libertad de explorar el mundo que bulle a su alrededor y tener mayor control de su cuerpo.

MI BEBÉ QUIERE CAMINAR Y TODAVÍA NO GATEA... ¿QUÉ HAGO?

¿Qué sucede si nuestro bebé pareciera no tener ningún interés en gatear? Incluso, si observamos que se molesta cuando lo ponemos en una posición boca abajo.


Lo primero a tener en cuenta es que no es urgente que tu bebé camine pronto. ¡Dale su tiempo para gatear!


Cuando tu bebé gatea, fortalece las articulaciones de sus hombros y caderas, lo cual es clave para lograr habilidades más complejas, como caminar.  


Además, al gatear los bebés realizan un patrón cruzado, que es un movimiento similar al que necesitará para caminar sin tropezarse tanto. 


Por eso la importancia de gatear antes de caminar. 


Es decir, mientras mejor y más tiempo gatee tu bebé, mejor caminará y correrá cuando llegue su momento.

Así que no dudes. Aunque haya personas que te aseguren que gatear no es necesario, evita que se salte esa etapa que es tan importante para su neurodesarrollo.

Foto Jordan Christian

Acompáñalo para que lo logre y acompáñate de profesionales en el tema para darte ejercicios que les faciliten hacerlo. 


Recuerda que todos los bebés son diferentes, y a muchos gatear no se les facilita tanto como a otros. 


Pero siempre podremos ofrecerles a nuestros hijos las herramientas necesarias y un espacio seguro para desarrollar su potencial.

¿A LOS CUÁNTOS MESES GATEA UN BEBÉ PREMATURO?

No hay una edad determinada para que un bebé prematuro empiece a gatear, ya que no es lo mismo un bebé que nació a las 28 semanas de gestación que otro nene a las 36 semanas. 


En términos generales, mientras más maduro sea al momento de nacer, más sencillo le será lograr actividades complejas como el gateo y caminar.  Asimismo, mientras menos tiempo haya estado dentro de mamá, más probabilidad de que tenga retos en su neurodesarrollo.


Podemos asumir que el bebé prematuro va a adquirir sus habilidades después de los tiempos establecidos para alguien que nació a término (después de las 38 semanas de gestación). 


Y aunque cada pequeño es único y no podemos generalizar, es una realidad que entre más prematuro sea, más tiempo necesitará para ponerse al corriente en comparación con sus pares.


Es muy importante saber que todo bebé prematuro requiere de cuidados especiales, dentro de los cuales se debe incluir una valoración de su neurodesarrollo


Entre más pronto se realice es mejor; al permitir implementar lo antes posible una terapia hecha a su medida, que le permita impulsar sus habilidades y aprovechar al máximo su plasticidad neuronal. 


Con un apoyo integral y de la mano de un equipo interdisciplinario (neonatología, neuropediatría, oftalmología, neuro-rehabilitación), un bebé prematuro logrará su potencial en su segundo cumpleaños.

Espero que este artículo haya resuelto varias de tus dudas sobre la importancia del gateo. 

 

Considero que el movimiento libre de los bebés es tan fundamental como ofrecerles un estímulo oportuno y respetuoso para lograr plenamente su potencial.

 

Por último, evita las andaderas. No las necesitan ni les favorecen para caminar.


Mejor, ¡a gatear!

¿Te gustó este artículo?
Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

CUÉNTANOS ¿TE PREOCUPA CUÁNDO INICIARÁ EL GATEO TU BEBÉ?

El Dr. Ángel Aguado es médico con maestría en rehabilitación neurológica y neurodesarrollo infantil por el Instituto Nacional de Pediatría y la Universidad Autónoma Metropolitana. Gran admirador de los bebés al ser la máxima expresión creativa y amorosa de la humanidad, y de su interacción con otros seres. 

 

Es miembro de CENTRO ATIN, un grupo médico mexicano enfocado en la persona como un todo: mente-cuerpo y emociones.

BUSCA EN MOMADVISOR

Categorías populares.

¿Tienes un servicio o negocio enfocado en mamás, bebés y/o niños?

¿Necesitas ayuda? 

 [email protected]

ÚNETE A MOMADVISOR

Regístrate aquí