Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Nada parece justo, es muy complicado negociar o de plano se ignoran. Los trabajos de casa se duplican, hay que ser maestra, cocinero y acompañante de juego de los hijos… el home office parece no tener fin, no hay espacios de soledad ni independencia porque parece que todos queremos/necesitamos usar el mismo espacio al mismo tiempo. 

 

 

Se culpan el uno al otro por las cosas no resueltas. La incertidumbre que tenemos TODOS, en TODO el mundo, se apila sobre nuestros hombros sacando lo mejor y lo peor de nosotros.

 

 

La cuarentena es como un lente que magnifica todas las conductas que, en realidad ya teníamos, pero ahora las vemos constantemente y a todo volumen. 

 

 

Desde la pareja que no piensa en los demás al poner su música, la que es un nudo de nervios todo el santo día o el que ya entró en depresión o aquél que es incapaz de recoger un plato, o bien, disparidad en el deseo sexual o secretos que salen a la luz, como una infidelidad. 

 

 

En cuarentena se mira a la pareja como el humano que es… que somos. ¿Están más enamorados? ¿O están pensando en el divorcio?

 

Pausa, toma decisiones cuando estés en un estado tranquilo, incluso optimista.

La única alerta para tomar acción inmediata es si se trata de maltrato explícito y directo. 

 

Si crees que tu o tus hijos están en riesgo pide ayuda a instituciones de apoyo familiar en tu ciudad de inmediato.

 

Convivir con el otro TODO el tiempo en el mismo, mismísimo espacio es un nuevo reto como personas, como pareja y como familia. 

 

Puede incrementar el deseo de cambiar al otro; aunque racionalmente sabemos que nuestro único campo de acción somos nosotros mismos. 

 

La cuarentena va a requerir cambiar, adaptarnos y hacerlo rápido, a veces se tratará de ceder o de poner límites claros y en definitiva, de negociar mejor.

Temas que hay que platicar y negociar con la pareja en cuarentena

Definitivamente hay temas que negociar, preguntas difíciles pero necesarias en estos momentos y entre más pronto lo hagan será mejor para su relación de pareja en la cuarentena.  


Recuerda que no es pleito, es negociar. A veces hay que ceder y poner límites claros, por el bien de todos.  


  •  ¿Ya salimos o no de casa, aceptamos o no visitas, visitamos nosotros a la familia, abuelitos?
  • Horarios de música, televisión, escuela y juegos de los niños, de trabajo, de sueño, de comidas, de habitaciones…
  • La lista de labores de casa de acuerdo a la edad y habilidades de cada quien.
  • ¿Mandaremos o no a los niños a la escuela cuando reanuden las clases?
  • ¿Si algún familiar cercano se enferma cómo lo manejamos?
  • ¿Si tu o yo nos enfermáramos cómo queremos manejarlo?
  • ¿Y si alguno de nosotros como pareja muriera?

Un paso urgente y difícil de dominar será: el hacerse cargo de las propias emociones.

Ser responsable de uno mismo. Gestionar las propias emociones de maneras constructivas y no “vomitarlas” en el otro.

8 Tips para bajar la intensidad emocional con tu pareja durante la cuarentena

1. Haz ejercicio. Sin escusas, a diario, muévete. Las emociones son también procesos químicos en el cuerpo y cerebro.

 

2.  ¿Qué necesitas tú? Ten claridad en ello, haz una lista y prepárate para negociar. (NOTA: negociar es negociar; el otro puede decir si ó no ó sólo en este porcentaje… hay que estar listos para presentar nuestra solicitud e intercambiar beneficios).

 

3. Cambia de lentes al mirarle, qué cosas SI está haciendo que ayudan en este momento ¿paga las cuentas, cocina para todos, trae humor a situaciones complicadas para relajarlas, respeta límites cuando los pides?

4. Sube tu estado mental y emocional: canta, juega, baila, pon música, mira videos chistosos.

 

5. Escoge bien con qué alimentas tu mente ¿una película violenta o sobre amenazas mundiales apoyará tu estado de ánimo estos días?

 

6. Canaliza tus emociones negativas de forma productiva a solas: talla esos azulejos con fuerza, grita en tu almohada, patalea en el colchón, desahógate y saca la carga con una sesión de llanto a moco tendido; ponte audífonos y escucha tu heavy metal favorito… lo que te apoye a ti.

 

7. Encuentren momentos para tener las discusiones de pareja lejos de los hijos, en la medida posible; procuren no agregar más estrés a su mundo. La cuarentena no es un buen momento para avisar a los hijos un divorcio; si es imperativo busquen ayuda profesional, psicólogo familiar, sobre cómo dar noticias de este tipo a los niños.

 

8. Si has tomado la decisión de dejar ir esa relación, prepárate. De inicio, una tregua para sobrevivir la cuarentena sería lo mejor, a final de cuentas en algún momento se consideraron el uno al otro, como buen compañero de vida, de pater-mater-nidad, de casa, etc. Manténgase a salvo como asociados de un hogar.

 

 

Donde sea que te encuentres deseo que puedas conectarte con tu fortaleza interior
y navegar esta situación gozando los pequeños momentos que están ahí.

 

Te recomiendo algunas series para hacer catarsis en cuarentena y/o para tu propio desarrollo personal: 


1. Atypical: retrata dinámicas de familia -en la pareja, en los hermanos- cuando hay alguien con
necesidades especiales, autismo en este caso. Con humor y ligereza.

2. Unorthodox: buenísima para cuestionar el origen de nuestras propias creencias y costumbres, así como
el reto que es romper los patrones familiares; la “mala conciencia” como la llamaba Bert Hellinger y
como esta nos lleva a destinos más grandes.

3. Bonus Familien: indispensable para familias reconstituidas, donde hay hijos “míos, tuyos y nuestros”.

¿Te gustó este artículo?
Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Autor: BRENDA NORTHCUTT

Me fascina aprender y seguir creciendo y esto es lo que comparto con mis clientes, amor por llegar a ser una versión de ti que tal vez jamás hayas imaginado, así de fuerte, feliz, eficiente y libre. 

 

Brenda Northcutt es psicóloga sistémica, utiliza medios de terapia breve para ayudar a individuos,
parejas y familias a alcanzar sus metas y mejorar la calidad de sus relaciones. Profesora de meditación y Yoga, Consteladora familiar y Coach en wellness empresarial. 

 

Las sesiones online son parte de sus servicios desde hace más de 5 años.

BUSCA EN MOMADVISOR

Categorías populares.

¿Tienes un servicio o negocio enfocado en mamás, bebés y/o niños?

¿Necesitas ayuda? 

 [email protected]

REGÍSTRATE EN EL NEWSLETTER Y ÚNETE A NUESTRA COMUNIDAD

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email