Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

¿Sabías que el ombligo saltón de tu pequeño podría estar hablándonos de una hernia en el ombligo

 

Es muy frecuente ver esta condición en bebés y niños, y en este artículo vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre las hernias umbilicales en bebés y niños.

¿QUÉ ES UNA HERNIA UMBILICAL O HERNIA EN EL OMBLIGO Y A QUÉ SE DEBEN?

La hernia umbilical es un trastorno común en niños que se presenta desde el nacimiento.

 

La hernia del ombligo en bebés se debe, a grandes rasgos, a una falla en el cierre del anillo umbilical, es decir el músculo que se encuentra alrededor del ombligo, ya sea por alteraciones embriológicas o anatómicas. 

 

El diámetro de la hernia puede variar desde algunos milímetros hasta 5 cm o más.

 

La incidencia de las hernias del ombligo en niños varía dependiendo de la edad gestacional al nacimiento, la raza y pueden coexistir con algunos trastornos, síndromes o enfermedades.

 

Los niños prematuros y de bajo peso al nacer presentan una hernia de ombligo de manera más frecuente que los niños nacidos a término. 

 

Existen algunos bebés con síndromes o enfermedades en quienes puede coexistir una hernia umbilical, por ejemplo, la trisomía 21 y el hipotiroidismo congénito.

¿CUÁNDO SE DEBE OPERAR UNA HERNIA UMBILICAL?

La mayoría de las veces, las hernias de ombligo se resuelven de manera espontánea y sin necesidad de cirugía. 

NO debes ponerles en el ombligo una moneda, frijoles o semillas, una bolita de algodón y mucho menos un fajero.

Colocar estos objetos impide el proceso de cierre normal de la hernia umbilical y además, puede causar una irritación de la piel.

Por lo general las hernias de ombligo cierran solitas antes de los 4 años de edad, conforme los músculos abdominales se fortalecen con las actividades propias de los niños como gatear, caminar, saltar o correr.

 

Si después de ese tiempo la hernia persiste, la recomendación es que tu peque sea valorado por un cirujano pediatra para determinar si es probable que se cierre de manera espontánea, o por su tamaño amerite corregir el defecto de la pared abdominal mediante cirugía.

 

Hay estudios científicos que demuestran que más del 90% de los niños con hernia en el ombligo presentan un cierre espontáneo hasta la edad de 4 años

 

También se ha estudiado que las hernias más grandes son más difíciles de cerrar espontáneamente y se sugiere el cierre con cirugía de forma más temprana.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS Y CONSECUENCIAS DE UNA HERNIA UMBILICAL?

Generalmente, las hernias umbilicales no presentan síntomas y no duelen. 

 

 

El síntoma principal es el ombligo abultado que puede crecer o disminuir de tamaño al realizar movimientos que ejercen presión sobre el vientre como llorar, toser, o sentarse. 

 

 

En ocasiones son causa de dolor abdominal recurrente, sobre todo al realizar ciertos movimientos o ejercicios.

 

 

Pero la razón por la cual vale la pena vigilarlas y corregirlas mediante cirugía, en caso de que no se logre un cierre espontáneo después de los 4 años de edad, es por el riesgo de incarcelación o estrangulación.

 

 

Aunque esta complicación es rara, con una incidencia menor al 1%, es grave y requiere cirugía de urgencia.

 

¿CUÁNDO CONSULTAR A UN CIRUJANO PEDIATRA?

La manera de sospechar que nuestro peque tiene incarcelación y es necesario que acudas al médico inmediatamente, es por:

  • Dolor abdominal intenso que no cede.
  • En el caso de bebés, irritabilidad persistente.
  • Cambios en la coloración de la piel del ombligo.
  • Dolor al tocar esa zona.

Contrario a lo que pensaríamos, aquellos peques con un defecto pequeño (de 0.5 a 1.5 cm de diámetro) pueden ser más propensos a la incarcelación que los que tienen hernias grandes. 

 

Ante la duda, mi recomendación es contar con una valoración por el cirujano pediatra; y vigilancia en sus visitas periódicas al pediatra.

Ante la duda, no hay duda: consulta a tu médico.

¿Crees que este artículo puede ayudarle a una mamá o papá?
Compártelo en tus redes

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

CUÉNTANOS ¿QUÉ OPINAS?

El Dr. Ismael Camacho es padre de dos pequeños traviesos que conquistan su corazón y energía todos los días.  Cirujano pediatra, miembro de la Sociedad y Colegio Mexicano de Cirugía Pediátrica y de la Sociedad Mexicana de Pediatría.⁣ Cuenta con una formación en Cirugía de Mínima Invasión Neonatal. 

 

Es miembro de CENTRO ATIN, un grupo médico mexicano enfocado en la persona como un todo: mente-cuerpo y emociones.

 

Da click aquí para conocer más del Dr. Camacho y contactarlo.

BUSCA EN MOMADVISOR

Categorías populares.

¿Tienes un servicio o negocio enfocado en mamás, bebés y/o niños?

¿Necesitas ayuda? 

 [email protected]

ÚNETE A MOMADVISOR

Regístrate aquí