Los niños tienen 100 maneras de expresarse y de pensar, según Loris Malaguzzi, fundador del proyecto educativo Reggio Emilia.

Pero les robamos 99. Las escuelas, la cultura, los padres, y el mundo “adulto” que no reconoce la singularidad de cada niño, y de su manera de expresarse y aprender.

Reggio Emilia, y la educación no tradicional rompe con esta premisa, en donde cada uno de los lenguajes de los niños es valorado y respetado por igual. 

Aquí el poema de Loris Malaguzzi, que dedicó a los niños

LOS CIEN LENGUAJES DEL NIÑO

El niño está hecho de cien.
El niño posee cien lenguajes
cien manos, cien pensamientos
cien formas de pensar, de jugar y de hablar.

Cien siempre cien,
maneras de escuchar, de sorprender y de amar,
cien alegrías para cantar y entender
cien mundos para descubrir
cien mundos para inventar
cien mundos para soñar.

El niño tiene cien lenguajes
(y más de cien, cien, cien)
pero le roban noventa y nueve.

La escuela y la cultura
le separan la cabeza del cuerpo.

Le dicen 

que piense sin manos
que haga sin cabeza
que escuche y que no hable
que entienda sin alegrías
que ame y se maraville
sólo en Semana Santa y en Navidad.

Le dicen 

que descubra el mundo que ya existe
y de cien le roban noventa y nueve.

Le dicen 

que el juego y el trabajo,
la realidad y la fantasía,
la ciencia y la imaginación,
el cielo y la tierra,
la razón y el sueño,
son cosas que no pueden ir juntas.

 

De hecho le dicen
que el cien no existe.

El niño dice: claro que no, por supuesto que hay cien.”

-Loris Malaguzzi

 

los-cien-lenguajes-del-nino-momadvisor

Foto de Caroline Hernandez

¡Cuéntanos qué opinas!

EnCUENTRA LA ESCUELA IDEAL PARA TUS HIJOS

REGÍSTRATE EN EL MAILING LIST PARA RECIBIR TODA LA INFO Y ¡NO PERDERTE DE NADA!