Y si el berrinche es en el supermercado ¿Qué haces? ¿Lo dejas?

¡Sí!

Cuidando que no se haga daño ni a el mismo ni a los demás

La semana pasada publicamos un artículo acerca de qué pasa cuando tu hijo tiene una emoción intensa, por ejemplo un berrinche. Si no lo has leído está buenísimo! Da click aquí S.O.S. ¿Qué hacer en caso de un berrinche?

Y muchas personas nos preguntaron ¿Y si pasa dentro de un supermercado? O en un lugar público ¿Qué? ¿Dejas que haga el berrinche?

Lo que te pasa como adulto cuando un niño tiene un berrinche, es que ves en tu hijo, o hijos una emoción que te hace sentir incómoda o incómodo.

Algunas mamás nos compartieron que cuando sus hijos tienen un berrinche en lugares públicos, lo que ellas sienten es pena, vergüenza, enojo, ganas de salir corriendo, darle una nalgada, lo regañan, o de plano ceden al berrinche.

Y queremos compartirles esta publicación que hizo en junio de este año Justin Baldoni, un actor estadounidense que protagoniza la serie Jane the Virgin, al que justo le pasó esto en un supermercado.

El actor publicó una foto donde se ve a él, a su propio padre y a su hija pequeña que está tirada en el piso, en medio de un gran berrinche. Justin y su padre la miran con  compasión y de manera muy amorosa, y no, no la están regañando, no le están gritando, no se la llevan corriendo del súper, y quizás lo más importante es que NO están avergonzados, algo que Baldoni dice que aprendió de su padre.

El explica así su fotografía: “Dos hombres, de pie juntos en silencio, unidos para siempre por un amor incondicional por los dos y por esta nueva, cruda y pura alma por la que ambos iríamos hasta los confines de la tierra. Solo puedo imaginar cuántas veces hice esto cuando tenía su edad. Mi padre me enseñó mucho sobre lo que significa ser un hombre, pero este post es sobre una cosa y una sola cosa. Estar cómodo en lo incómodo. Algo en lo que crecí viendo cómo lo hacía conmigo una y otra vez. No hay padres perfectos, pero una cosa que mi padre me enseñó es no ser padres basados en lo que piensen los demás. Mi padre siempre me dejaba sentir lo que necesitaba sentir, incluso si era en público y embarazoso. No recuerdo que haya dicho “¡Me estás avergonzando!” o “¡No llores!” No fue Hasta hace poco que me di cuenta de cuán importante fue para mi propio desarrollo emocional.”

Así que eso mismo hizo él, la dejó sentir lo que necesitaba sentir, sin sentirse avergonzado por ella, por lo que estaba pasándole, por él, ni por la escena.

¿Por qué nos pesa más lo que puedan pensar extraños en el súper, que escuchar y dejarle desahogar a nuestros hijos su frustración y sus sentimientos?

Lo que nosotros aprendimos a hacer cuando tenemos sentimientos fuertes, es negarlos, bloquearlos, evitarlos.  Y no crees que de alguna manera al darle más peso a lo que piensen los extraños en el supermercado, y no permitir que los niños sientan lo que sienten, les estamos enseñando a poner la comodidad de los demás sobre la suya propia, y de alguna manera esto que realmente pueden hacer algo de daño más adelante. Piénsalo.

Justin Baldoni termina diciendo: “Nuestros hijos están aprendiendo y procesando tanta información y no saben qué hacer con todos estos nuevos sentimientos que surgen. Intento recordar para asegurarme de que mi hija sepa que está bien que ella sienta profundamente.”

"No me avergüenza cuando hace berrinches en el supermercado o grita en un avión. Soy su padre... no el tuyo."

“No nos avergoncemos por nuestros hijos. No se refleja en nosotros. De hecho… probablemente deberíamos ser un poco más amables y pacientes con nosotros mismos también. Si sacamos todo lo que sentimos y nos permitimos hacer berrinches y llorar cuando sentimos la necesidad de hacerlo, tal vez podríamos también dejarnos sentir más alegría y felicidad.”

Sigue los siguientes artículos que te van a dar herramientas increíbles para lograr escuchar efectivamente a tus hijos, y ayudarles a procesar sus sentimientos intensos de manera segura.




Leave a Comment